Zahara

Zahara de los Atunes, tradicional villa pesquera que inspiró a Cervantes una de sus Novelas Ejemplares más conocidas,mira a Africa desde sus extensas areniscas y dunas, orgullosa de poseer las mejores playas del litoral gaditano. Esta pequeña localidad de 1.200 habitantes acoge cada año a más de 25.000 visitantes que eligen esta villa por sus magníficas playas, no masificadas, donde encuentran la tranquilidad que buscan.
 
Zahara, villa ubicada en la que fuera durante siglos frontera entre el reino castellano y el reino nazarí de Granada, constituyó puente de enlace con el continente africano. Sus blancas calles y plazas susurran antiguas historias de piratas y sus lugareños revelan de generación en generación en generación la maestría de las técnicas tradicionales de la pesca del atún, al que debe su nombre. Desde hace muchos siglos, anteriormente incluso a las civilizaciones de Romanos y Cartagineses, en primavera, durante el mes de mayo, en sus playas se libra un ritual mítico y épico en el cual el hombre le requiere al mar su fruto más preciado en estas aguas, “El Atún”, mediante la técnica denominada de “Almadraba". Los atunes acuden desde los mares del norte y las costas americanas, año tras año y siglo tras siglo, a su cita anual en el Estrecho de Gibraltar, lugar que les sirve de paso al Mediterráneo para allí proceder a desovar. En las costas de Zahara de los Atunes, los "tunantes de tierra", los pescadores, esperan a este ejército de mar con sus artes de pesca, un entramado de redes denominada “Almadraba”, que captura y retiene a los atunes hasta que son recogidos en barcos y sacados a tierra. Durante varios siglos, este arte de pesca fue explotada en exclusiva por la casa ducal de Medina Sidonia.
 
La Almadraba
 
La Almadraba es una arte de pesca pensado y diseñado para la captura de atunes de gran tamaño. Es, en el fondo, un sistema de redes, que hacen que los atunes sean dirigidos a un último compartimento denominado "Copo" de donde ya no pueden salir a mar abierto y de donde son recogidos por los pescadores con arpones con los que los izan a una embarcación que los llevará a tierra.
 
Las almadrabas son denominadas "de Derecho" o "de Revés" dependiendo de si los atunes proceden del Océano Atlántico en dirección al mar Mediterráneo con el fin de desovar en éste último, lo cual tiene lugar cada año en mayo, o al contrario, cuando vuelven de desovar del Mediterráneo al Océano Atlántico, lo cual tiene lugar en el mes de septiembre.